Salsa de almendras – Una salsa saludable

Muchas salsas acompañantes de ensaladas, kétchup, mayonesa, salsa de soja, miel artificial son realmente perjudiciales para tu alimentación. Es por eso que aquí encontrarás la salsa de almendras como alternativa saludable.

Los beneficios nutricionales de esta salsa provienen del fruto seco protagonista. Su sabor en realidad no es únicamente el dulzón de la almendra, pero combinado con la cebolla y el ajo crea un contraste de sabores muy interesante.

A pesar de que su preparación no es complicada el sabor de las salsas en comercialización no tiene comparación. Anímate a revisar nuestro catálogo y encuentra la salsa de almendras que necesites para tus recetas.

Se trata de un reconocido acompañante para las carnes, pero su textura y sabor son tan sublimes que los pescados y la pasta combinan bien con su sabor. Lo mejor de todo es que los beneficios de las almendras no dejan de influir en tu dieta.

salsa de almendras

Beneficios de la salsa de almendras

Al fin de cuentas, las almendras son el toque de locura del resultado de esta salsa. Que buena suerte que el mayor pico de sabor sea a su vez un el aporte nutritivo más importante de la salsa.

Todo se resume en protección cardiovascular, gracias a las proteínas, minerales, vitaminas y grasas buenas que ofrece esta salsa de almendras.

Dosis de nutrientes

El aporte de nutrientes de la sala de almendras es considerablemente elevado. Podemos conocer sus aportes nutritivos nada más con particularizar los beneficios del fruto seco con el que se realiza.

Cada 28 gramos de almendras, la salsa comprenderá al menos 3.5 gramos de fibra y 6 gramos de proteínas. Respecto a las grasas, 14 gramos de los cuales 9 son grasas insaturadas.

También tiene un aporte de vitamina E, que abarca el 37% de la dosis necesaria diariamente. Manganeso el 32% de lo necesario en el día, que es un mineral que nuestro organismo necesita para mantenerse sano.

Magnesio un 20% de la diaria necesaria, otro mineral imprescindible para la salud nutricional humana. De estos 29 gramos de almendras, hay buenos aportes de cobre, fósforo y vitamina B2.

Tan solo 161 calorías y al menos 2.5 gramos de carbohidratos digeribles. Todos estos nutrientes con transferidos en preparación a los ingredientes para la salsa de almendras y digeridos por el consumidor para beneficiar su salud.

Antioxidantes

En la sala de este fruto seco abundan los antioxidantes, son sustancias que ayudan al organismo en contra de varias enfermedades y evitan el envejecimiento prematuro.

Debido a que la sala de almendras se realiza con la capa marrón de la piel que recubre las almendras, los antioxidantes permanecen. Éstos están principalmente en esta zona de las almendras, por eso las que se les remueve la cáscara son menos beneficiosas en el sentido alimenticio.

Vitamina E

Esta salsa no deja de sorprender y esta vez, con el aporte de protección de las membranas celulares del daño oxidativo. La vitamina E inmersa entre tantos antioxidantes es la protagonista de este beneficio.

De hecho, las almendras son una de las fuentes más poderosas de esta vitamina en todo el mundo, sobre todo entre los frutos secos. Como ya fue mencionado, proporciona el 37% de la cantidad diaria necesaria.

Puesto a que cuantiosos estudios han definido el consumo de la vitamina E como favorable para evitar enfermedades como cáncer, cardíacas y Alzheimer. La salsa de almendras termina siendo una gran alternativa saludable para los aderezos.

Control del azúcar en la sangre

Especialmente conveniente para los diabéticos, esta salsa está hecha de almendras y, por lo tanto, baja en carbohidratos. Generalmente, los frutos secos son bajos en carbohidratos y altos en proteínas, grasas saludables y fibra.

Pero lo que está realmente ligado al control del azúcar en la sangre es el magnesio. Este mineral está relacionado con al menos 300 procesos orgánicos, entre los cuales está el control de la azúcar en la sangre.

Reducir los niveles de colesterol

La salsa de almendras y el aporte de sus carbohidratos hace descender los niveles de colesterol LDL. De hecho, ingerir un 20% de tus calorías provenientes de esta salsa o de las almendras hará el mismo efecto.

Comer frecuentemente en la semana esta sala puede reducir la grasa abdominal y al mismo tiempo los niveles de colesterol LDL (lentamente).

Última actualización el 2021-09-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados