Almendras garrapiñadas recubiertas de caramelo

Las almendras garrapiñadas son elaboradas crudas con una recubrimiento de caramelo. Este caramelo se hace con azúcar caramelizado. Su recubrimiento de caramelo da un color oscuro a la almendras y un sabor muy dulce.

¿Qué son las almendras garrapiñadas?

Las almendras garrapiñadas son uno de los dulces tradicionales de muchos pueblos europeos. Aquí encontrarás distintas marcas de almendras recubiertas de caramelo para que disfrutes el sabor fortificado del dulce de este fruto seco.

Muy vistas en fiestas, romerías y ferias, algunos carros ambulantes o locales de caramelos para repostería. El uso de este fruto seco se mantiene en innovación, siendo complemento de distintas recetas y eventos a nivel mundial.

Básicamente, los beneficios de las almendras siguen afectando a su consumidor, solo que esta vez envueltas en caramelo. Se elabora con azúcar caramelizado, dándole un color mucho más oscuro y se transforma en una golosina más fuerte.

almendras garrapiñadas

¿De dónde provienen las almendras garrapiñadas?

Es probable que, por los comercios de los fenicios o los griegos, las almendras llegaron a la Península Ibérica en la antigüedad. Sin embargo, las almendras garrapiñadas tienen un origen completamente desconocido.

Su proveniencia se asocia en tiempos de mucha antigüedad, esto gracias a su directa relación con el azúcar.

Se dice que en Briviesca hay una historia que cuenta su origen. Se dice que un feriante las llevó en un tarro y las ofrendaba a las personas que se le iban acercando.

Un tiempo después aquel feriante se unió con un pastelero de la ciudad española y entablaron un negocio. Comenzaron a producir las almendras garrapiñadas y a comercializarlas en puestos en el mismo municipio.

Beneficios de las almendras garrapiñadas

Principalmente su sabor, estas almendras son muy tradicionales y tienen un sabor a caramelo espectacular. Este sabor en combinación con el ligero dulzón de las almendras crudas lo convierten en el aperitivo crujiente ideal.

Fuente de nutrientes

Que el color oscurecido de las almendras no te engañe, el caramelo no afecta en gran medida a las propiedades de las almendras. Naturalmente, el fruto seco da un aporte energético de 589 calorías cada 100 g.

La azúcar añadida lo convierte en un aporte energético más notorio, contribuyendo a la ya calórica fruta seca por naturaleza.

Receta sencilla

Su elaboración es muy rápida y para nada costosa. Únicamente necesitarás tres ingredientes para llevar a cabo las almendras garrapiñadas. Esto es un beneficio que va más allá de la salud.

En países latinoamericanos resultará rentable vender este fruto seco caramelizado en locales o en puestos en las plazas. Es un negocio de comercialización rápida, reinversión y preparación sin detenimientos.

¿Cómo se realizan las almendras garrapiñadas?

En pocas palabras, las almendras garrapiñadas son el fruto seco del almendro caramelizadas. Cuando son comercializadas, las marcas suelen variar un poco su preparación y añadirles químicos para que tengan mayor duración.

Su ingesta no tiene afecciones graves a la salud, de hecho, el único punto delicado es la cantidad de azúcar que implique la preparación de una bolsa de almendras. En la mayoría de los casos, es menos azúcar y más almendra.

Los ingredientes de una receta casera es la siguiente: 400 gramos de almendras crudas, 200 gramos de azúcar y para esta cantidad de ambos 150 ml de agua.

Se cocinan a fuego alto las almendras, con el azúcar y el agua, todo preferiblemente en un sartén. Tras haberse evaporado la mayoría del agua, se baja la intensidad del fuego para que el azúcar comience a aparecer y a pegarse a las almendras.

Finalmente, cuando el azúcar se adhiera a las almendras crudas, comenzará a caramelizarse gracias al calor y el azúcar (porque ya no hay agua). Generalmente, se retira las almendras garrapiñadas rápidamente para que no se queme el azúcar.

Mantener crujientes las almendras garrapiñadas

Es un fruto que al ser retirado de su preparación en fuego alto o medio es inicialmente húmedo. La azúcar adherida a la almendra está en principio derretida y por esta razón es propenso a quemarse rápidamente.

Para conservar las almendras garrapiñadas y mantenerlas crujientes, lo ideal es guardarlas en un tarro de vidrio. Este material se mantiene fresco y su temperatura es dependiendo del entorno en el que se encuentre.

Asegúrate de que el frasco esté completamente seco antes de guardar las almendras en él. En la comercialización de eta almendra caramelizada, las bolsas, aún con sus diseños de marca, son herméticas para evitar que su producto pierda lo crujiente.

Última actualización el 2021-10-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados